Otoño en la ciudad

Posted on

Fue calurosa la primavera en Madrid y casi asfixiante el verano que acaba. Pero Madrid se vio adornada por una explosión de flores en su estación. Las iniciativas y aprobaciones de instrumentos urbanísticos por el consistorio madrileño, buscando hacer de la ciudad una de las mejores de Europa, fueron tan abundantes como aquellas flores. Por el norte y por el este Madrid crecerá gracias a aquella actividad municipal. Los pesimistas dirán que el otoño es la estación en la que, muertas las flores, la naturaleza comienza a rendirse ante el invierno. Pero el sector inmobiliario español, por su trayectoria y propia esencia, no es pesimista. Nunca el pesimismo es generador de riqueza ni de ideas, ni desde el pesimismo pueden activarse los motores que hacen del inmobiliario español uno de los sectores más pujantes de nuestra golpeada economía. Nunca vemos el otoño como periodo de decadencia o muerte. En otoño las flores se convierten en frutos y la estación se torna, así, en una segunda primavera. La naturaleza estalla en su abundancia. Decía el periodista Jim Bishop que el otoño lleva más oro en su bolsillo que todas las otras estaciones.

Gestionar implica valentía y optimismo. Atreverse a innovar y a seguir creando desde la prudencia de la sana administración. Y esa es, precisamente, la tarea que debe seguir desempeñando nuestra autoridad urbanística. La gestión va a exigir la participación de un sector inmobiliario más profesional y más preparado que nunca para optimizar la cosecha. Y eso han de saberlo, sin duda, las administraciones públicas, en general y, muy en particular, los Ayuntamientos, quienes habrán de procurar un adecuado almacenamiento de los frutos, vigilando los aperos, disponiendo los forrajes y manteniendo la maquinaria limpia y engrasada para el éxito de la temporada.

Tal ha de ser la semilla de la colaboración público-privada como esencial instrumento para el crecimiento armónico de la ciudad, tanto como para la ordenada regeneración y rehabilitación de la existente. Los gestores urbanos, públicos y privados, debemos seguir trabajando para aportar ideas para una ciudad mejor, más humana. Ojo con esto, no obstante. Esas ideas, forzosamente, han de interesar al capital inmobiliario pues, de lo contrario, los proyectos se quedarán solo en la idea convirtiéndose, en el mejor de los casos, en utopías. Y de esas, ustedes me perdonan lo descarnado y materialista de la afirmación, andamos sobrados. No hago con lo dicho sino aplicar las ideas aprendidas estudiando la obra de otro de los grandes urbanistas patrios, Secundino Zuazo. Hacer viables las ideas, se entenderá bien, resulta más importante que el propio proyecto. Y pocas excepciones encontrarán a tal conclusión.

Algunos pensarán que con lo expuesto pretendo dejar al arbitrio del sector privado lo que ha de ser la ciudad y querrán deducir, en aplicación de una lógica ramplona tan propia, por desgracia, de nuestro tiempo, que el fin último del discurso pretende la privatización de la ciudad. Nada de esto alumbra las ideas que planteo. Todo lo contrario. Precisamos de una administración urbanística más preparada y más valiente que nunca, tanto como de una intervención decidida de sus técnicos en la ordenación de la ciudad. Incluso doy un paso más allá. La tradicional separación que atribuye el planeamiento a la administración y la ejecución a la iniciativa privada ha de ser, necesariamente, superada. Y el fundamento de esta afirmación, que a algunos puede parecer radical, está en aquella semilla de la colaboración público-privada y en la absoluta conveniencia de que su implantación en el ámbito urbanístico se produzca de una manera bidireccional y completa. Esto es, sector público y privado han de intervenir en todas las fases del proceso urbano. La exclusividad de uno u otro en cualquiera de sus fases corrompe y desvirtúa la esencia de aquella colaboración. No pretendo caer en la ilusión o en la utopía de la que huía líneas atrás. Nuestro sistema urbanístico hace prácticamente imposible, hoy, activar una colaboración público-privada bidireccional y completa. Con todo, ha de defenderse aquello que uno considera posible y lo apuntado, no lo duden, resulta posible. Para ello deben encajarse algunas piezas, olvidando otras y trayendo nuevas. Díganme si conocen algún agricultor que solo se ocupe de alguna tarea en su proceso agrícola, dejando las otras al albur de las decisiones o de la actividad de un tercero ajeno a la explotación.

Hagamos del otoño una segunda primavera. Alejemos del quehacer urbano a esa indeseable enfermedad del espíritu que es el pesimismo. Sigamos trabajando desde la responsabilidad, aportando ideas, generando ilusión, confiando en una administración que quiere y en un sector profesionalizado y pujante. Para ello, claro es, hemos de olvidar los grandes calificativos y sentencias de estos tiempos, tan empobrecedoras. Empresario rico, ciudadano pobre, administración incapaz. No señores, no. Empresarios, ciudadanos, administración. Que nadie permita que le califiquen ni le clasifiquen. Cosechemos juntos. Vendrá el invierno y, con él, los planes y los proyectos para la preparación de otra primavera florida y de otro otoño fructífero y abundante.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.