Sofía Cristo: «Quiero ser madre, pero me da pánico»

Posted on

A Sofía Cristo (39 años) dan ganas de invitarla a tomar algo en un chiringuito frente al mar y charlar de lo divino y de lo humano. De lo divino, porque es una mujer que se confiesa «muy espiritual. Creo en Dios y siento que el universo te da lo que trabajas con toda tu alma, porque las cosas no te llegan si te quedas en el sofá. El amor, la abundancia y la salud dependen también de tu esfuerzo».

De lo humano, porque ha ido madurando a golpe de intensas experiencias a las que ha sobrevivido aunque le hayan dejado muescas en forma de inseguridades. Una de las más visibles, la que le ha llevado a pasar por quirófano para hacerse retoques estéticos: «Por ahora no pienso hacerme nada más, pero no sé cuánto voy a sentirme bien con mi cuerpo. Vivimos en una sociedad que nos mete en la cabeza que tenemos que ser perfectos. ¿Qué es ser perfecto? Yo no comparto los cánones de belleza dominantes. A mí cada día me parecen más atractivos los señores de una edad, que encima se conservan mejor. La naturaleza ha sido más generosa con ellos que con las mujeres».

Sofía ha encontrado su vocación en la música electrónica: «Cuando preparo una sesión, como tengo públicos eclécticos, busco la conexión para estar en la misma frecuencia. Desde la cabina se necesita cierta psicología para ver qué quieren». A estas alturas, ni las fiestas ni la noche la confunden: «No veo tentaciones, estoy en mi oficina, concentrada. Esa etapa está cerrada». Para Sofía, que se mezcle la fiesta con la drogas es «un estereotipo ya algo casposo, tipo ‘la ruta del bakalao’».

Gran desconocida

Le pedimos que se retrate y el resultado es un perfil ideal para una aplicación de contactos: «Una chica independiente, trabajadora, con muchos sueños, que tiene dos mascotas a las que adora, una madre a la que admira cada día más, y un hermano y una sobrina por los que daría la vida. Tiene muchos conocidos, pero pocos amigos. Es feliz porque se levanta cada mañana sabiendo que tiene un trabajo que la llena de ilusión».

Sofía ha crecido bajo el escrutinio de los focos, pero lo tiene claro: «La gente cree que me conoce, pero no. ¡Si uno no es capaz de conocer a su pareja hasta que se separa de ella! La televisión me ha permitido conectar con historias muy reales que yo he contado porque he querido abrirme. A la larga me ha ayudado como terapia, pero también me ha causado mucho dolor. Ahora soy consciente de que debía marcar unos límites, porque mi forma de actuar convirtió mi vida en una montaña rusa de emociones. Se conoce una parte de mí. La que realmente me conoce es mi madre».

Su corazón no tiene prisa por encontrar compañía, no la necesita: «Llevo muchos años sin pareja. No estoy cerrada al amor, pero lo estoy viviendo de otra forma, con la gente que me quiere. Me siento plena. Con el tiempo vas aprendiendo que para ser feliz no te hace falta nadie. La felicidad está en uno mismo». En su caso, además, está junto a su madre «la persona más importante del mundo». Bárbara Rey es la mujer de su vida: «Estoy muy orgullosa de ella, de lo que ha luchado por nosotros, de su sacrificio. Empatizo con sus vivencias, con su dolor… La maternidad es un acto de amor sin límites». Sin embargo, si le preguntamos a Sofía por la suya, le entran dudas: «Ya descarté tener un hijo con Luis Rollán. Si lo hago, lo haré sola. Ser madre es una responsabilidad para la que temo no estar preparada. Siento que buscar un embarazo, en mi situación, sola, lo mismo es un acto de generosidad que de egoísmo. No lo tengo claro, sobre todo cuando hablamos de traer una criatura a un mundo en crisis. Pero se trata de una experiencia única y no puedo quedarme sin conocerla. Quiero ser madre, pero me da pánico«.

Después de muchos conflictos personales y familiares, Sofía siente que «las aguas están tranquilas, por lo menos por mi parte». Pero el inminente estreno de la serie sobre Bárbara Rey y Ángel Cristo puede «removerlas». Aunque no puede hablar de ella, está muy contenta con el resultado: «Por fin se va hacer justicia».

La foto: De las pistas a los mares

Sofía Cristo en el mar REDES

La foto es de 2018, en Marbella, donde su madre tiene casa. Sofía siente una poderosa fascinación por el mar: «Soy muy feliz en la naturaleza, pero la fuerza del mar es algo que me llena de energía. Lo descubrí cuando estuve en ‘Supervivientes’ al sentirme en mitad de la nada con el agua salada. También me gusta mucho tomar el sol. Siento que me limpia, me cura». Por su trabajo, los viajes suelen ser cortos, casi un cura para coger fuerzas: «Pero este año le he prometido a mi madre que me la voy a llevar lejos, a México. Quiero pasar tiempo con ella: playa, mar, hamaca, todo incluido…». Sofía reconoce que ha tenido mucha suerte con sus vacaciones desde que era pequeña: «Lo más duro fue el circo, con aquellos calores, el olor y ese ajetreo. A mi padre no le gustaba ni la piscina ni la playa. Pero ella nos llevaba a Ibiza, a Mazarrón… Mi hermano y yo lo pasábamos bomba jugando en la arena, siempre metidos en el mar». Una vez adulta, Sofía viaja dejando un rinconcito para disfrutar de la soledad: «Incluso viajando con mis parejas. Es una forma de conectar conmigo y de desconectar de todo».

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.